5/9/2011

Dongtan, isla de Chongming, China

Dongtan es una nueva ecociudad planeada al este de la isla de Chongming (en la desembocadura del río Yangtsé con el océano Pacífico), en las afueras de Shanghái, China. Ha sido diseñada por el equipo internacional de profesionales encabezado por el arquitecto chileno Alejandro Gutiérrez, consultor de la compañía británica Arup. La urbe comenzó a construirse en 2007, contará con una superficie de 8.500 hectáreas y unos 500.000 habitantes. Es un proyecto de ciudad verde, cero contaminante y sostenible, que nace como una iniciativa para promover la descontaminación en China.


En 2004, Gutiérrez fue contratado para que analizara el desarrollo de un complejo inmobiliario en la isla. La máxima dificultad era el emplazamiento cerca de un humedal, protegido por el Convenio de Ramsar, donde habita el ave espátula, de la cual quedan sólo mil ejemplares en toda Asia. El poder económico de Shanghái hizo viable la iniciativa de construir una ciudad ecológica; incluso actualmente se estudia la construcción de dos ciudades más en el área y otras dos en Pekín. En octubre de 2005 se presentó el diseño final, aprobado por la Shanghai Industrial Investment Corporation. La iniciativa cuenta además con el apoyo del gobierno chino.

Dongtan sólo utilizará energía renovable (biomasa, eólica y solar). Los automóviles y el transporte público funcionaran con hidrógeno u otro tipo de energía limpia. En una primera fase se reciclará el 80% de la basura y el resto irá a parar a rellenos sanitarios. El agua potable será utilizada dos veces: primero para consumo humano y luego para descargas sanitarias y regadío de cultivos orgánicos. Los edificios tendrán una altura máxima de 8 pisos y serán edificios energéticamente eficientes, con un ahorro energético de un tercio respecto a la edificación habitual.


La ciudad estará apartada 3,5 kilómetros del humedal y el transporte público será la base de la movilidad. En una primera etapa contará con autobuses, luego se sumarán tranvías y un ferrocarril suburbano que comunicará con Shanghái. Asimismo, el diseño inteligente contempla que sus habitantes se desplacen a pie o en bicicleta. La ciudad estará dividida en distritos de 25.000 a 30.000 habitantes. Desde el punto de vista económico se sustentará en tres polos de desarrollo: centros de educación superior e investigación de temas relacionados con el uso de la energía, turismo y desarrollo agrícola.

En el plan solo se utilizará un 40% de las 8.400 ha. de terreno de Dongtan como parte urbana. El otro 60% se distribuye en cultivos agrícolas, producción energética, áreas verdes y parte de los humedales. El proyecto contará con usos mixtos en el que un 40% corresponderá a actividades que generarán empleo. Esto reducirá la necesidad de desplazarse hacia Shanghai para todas las necesidades primarias y secundarias, favorecerá la economía local de la ciudad, y se creará una comunidad urbana que pueda tener empleo, servicios, educación, salud, recreo y cultura. Todo esto a favor de la disminución de los viajes. En cuanto a la accesibilidad, la cantidad de kilómetros. recorridos por una persona al día será máximo 6, y la de recorrido en automóvil será de 600.000. Con esto, se reducirá la demanda de energía por motivos de transporte.


Debido a su diseño, la demanda de energía disminuirá en un 66% comparado a una ciudad normal, por lo que el 100% de la energía provendrá de recursos renovables, divididos en un 60% proveniente de biomasa y biocombustibles, un 30% de energía eólica y un 10% de energía solar. El consumo de agua se reduce en un 43% comparado con una ciudad normal, así se minimizan las descargas de agua al río Yangtse en un 88%, en relación a Shanghai. Además, la poca agua descargada se devuelve totalmente limpia, incluso más que la que se toma del mismo río. Se contribuye, con esto, a disminuir la contaminación del agua de Shanghai.

Encuanto a los residuos, se reciclará el 83% de los desperdicios durante la primera fase del proyecto, para generar sólo 5.000 toneladas de basura al año. Los residuos reciclados se usarán como biocombustible, los orgánicos se utilizarán como abono. Adicionalmente, toda la infraestructura se diseñó para que el 100% de los residuos sean recolectados; en la agricultura, la tecnología de las Plant Factories reemplazará 100 ha. de cultivo por 1 ha. Dentro de la primera fase, se construirán 8 ha. de plant factories para mitigar igual número de hectáreas. de cultivo agrícola desplazado. En estas plant factory trabajarán los mismos campesinos de la isla, así se ayudará a integrar a parte de la población isleña en la ciudad. La producción de éstas se venderá localmente, beneficiando la economía interna. Como resultado de todas estas medidas, ARUP pudo estimar la huella ecológica de Dongtan, en 2,3 ha. por persona, comparado con las 6,4 ha. de cada habitante de la Tierra.


El objetivo fundamental es establecer una relación armónica entre medioambiente y ciudad, relación que será la base para la generación de beneficios sociales y económicos, para que el ecosistema propio de la isla y los procesos internos de Dongtan puedan desarrollarse con el mínimo impacto posible. Como objetivo secundario, la ciudad incentivará la idea del respeto y cuidado del medioambiente en los habitantes, entendiendo que esto es parte de la organización funcional de la misma. Se establece que el medioambiente propio del lugar debe ser protegido. Para esto, se resguardarán dos zonas primordiales del ecosistema de la isla: los humedales y los nidales de las aves migratorias. Por medio de los Eco-parques y el Parque de los humedales, estas áreas no sufrirán el impacto de la dinámica de la ciudad, que si bien hacia el equilibrio ecológico, no garantiza el que tales zonas no puedan verse afectadas de alguna forma. Así, estas regiones se cuidarán, se dejarán intactos todos los ecosistemas propios del lugar, sin perjudicarlos en absoluto. Por otro lado, existirán visitas guiadas por esas zonas, como parte de las guías turísticas de la ciudad, con el fin de enseñar su importancia para Dongtan.


En cuanto a la distribución del agua, se crearán canales artificiales de agua, integrados al contexto interno de la ciudad, tanto como parte del sistema vial como elemento zonificador. Estos canales tienen distinta medida, dependiendo de las infraestructuras que las rodean y el tamaño del transporte que circulará por ellas, variando desde los 50 m. hasta los 5m. Todos convergen hacia el puerto principal, ubicado en la costa este de la ciudad. La idea es establecer un flujo de comunicación entre las distintas zonas de la ciudad y las lagunas artificiales, creando una serie de recorridos que permita unir puntos específicos. Algunos ayudarán a traer el agua necesaria para el cultivo agrícola, mientras otros se utilizarán para las descargas de las aguas lluvias.


Los viales se ha diseñado en relación a tres variables: reducción de la contaminación ambiental, disminución del ruido y de los tiempos de desplazamiento, así se lograría tener un transporte más eficaz y sin congestión. Los tipos de transportes considerados, para la circulación por la ciudad, son el automóvil cero contaminante, el automóvil eléctrico y la bicicleta. Estos son los medios principales de movilidad ciudadana. Además, existirá transporte público, el cual contará con buses, tranvías, taxis acuáticos (circularán por los canales) y el sistema “car-pool”, un servicio interno de la ciudad que transportará a la gente que desee combinar un viaje en auto con un viaje turístico. Las vías que comunican con las viviendas serán sólo de acceso, mientras que habrá carreteras que unirán la ciudad con la autopista principal que comunicará Chongming con Shanghai.


En el aspecto arquitectónico, Dongtan poseerá servicios específicos para cada función dentro de la ciudad. Existirán: viviendas, oficinas, parques, lagunas artificiales, plantas de tratamiento de aguas servidas y potable, fábricas de cultivo agrícola, plantas de reciclaje de desechos sólidos, infraestructuras generadoras de energía, como son paneles solares y torres eólicas y un gran puerto de intercambio, entre las más importantes. Todas las edificaciones se clasificarán según 4 criterios: infraestructura humana, relacionada con las actividades humanas que ocurren en la ciudad, tanto las administrativas, las sociales y las económicas; infraestructura industrial, relacionada con todo la maquinaria, como son las plantas de tratamiento de agua; infraestructura energética, relacionada a los elementos generadores de energía, como los paneles solares, e infraestructura natural, relacionada a las zonas de protección medioambiental y áreas verdes.


Dentro de la infraestructura humana, se encuentran los centros y subcentros urbanos. El núcleo urbano principal de Dongtan se compondrá de un conjunto de tres distritos, situados en el extremo sur. Los otros dos centros se situarán al centro y el norte de la ciudad. Nodos secundarios se construirán entre estos tres centros. Es en el núcleo urbano sur donde las actividades comerciales se concentrarán, a causa de su cercanía con el puerto de Dongtan, ubicado en la costa sur del proyecto. En cuanto a las oficinas y viviendas, el promedio de viviendas por hectárea será de 75, con edificios de 3 a 8 pisos, distribuidos según la red vial. El techo de cada edificio se cubrirá con césped y vegetación. Estos “techos verdes” se comportarán como aislantes térmicos naturales, que también reciclarán el agua residual.


La planta de tratamiento de agua y la de reciclaje se situarán en el extremo norte de la ciudad, alejadas de toda la infraestructura humana y natural. Las plantas de tratamiento de agua distinguirán dos tipos de agua: las aguas negras y las aguas grises. Las aguas negras provienen de desechos humanos y las grises son producto de todo lo demás. Las aguas grises se limpiarán y reutilizarán para uso doméstico y riego de los cultivos agrícolas de Dongtan. Las aguas negras se calentarán mediante procesos de evaporación, para obtener biomasa, que se utilizará en la generación de energía. Parte de la biomasa se secará o se quemará o se usará para producir metano. Los desechos animales de las biogranjas se reutilizarán como energía y abono. En la planta de reciclaje, se reciclará todos los desechos sólidos y orgánicos, para producir abono y biocombustibles, cubriendo parte de las necesidades energéticas de la ciudad. La cáscara de arroz, el desecho más abundante de la producción china, se quemará en plantas de energía, para producir calor, aire acondicionado y electricidad.


La Central de Energía manejará la generación y distribución de la energía proveniente de las torres eólicas, la biomasa y los materiales orgánicos reciclados. Las Plant Factories es una de las nuevas tecnologías que se ocuparán en la ciudad. El concepto es captar la luz solar a través de paneles solares, situados en el techo de las plantas, para que la energía generada mantenga encendidos los LEDs, que proporcionaran la luz para las plantas de los cultivos, y los irradiadores de calor, que mantendrán la temperatura en óptimas condiciones. El rendimiento aproximado de producción se espera que sea de 360 kg/m2


Las torres eólicas y los paneles solares forman parte de la infraestructura energética, con la que Dongtan obtendrá parte de la energía utilizada en sus actividades diarias. Cada elemento se dispondrá como parte del diseño de las infraestructuras humanas. Los paneles solares se ubicaran en los techos de cada edificio, mientras que las torres eólicas se situaran en los alrededores, como parte del paisaje urbano de la ciudad. Ambos elementos producirán el 20% de la energía usada en cada edificio. También, en la costa de la ciudad, se ubicarán torres eólicas, que alimentadas con la brisa marina, producirán electricidad para el consumo de la población.


Ya que el 60% de la superficie serán espacios verdes y de cultivos, la infraestructura natural toma un rol principal dentro de la dinámica del proyecto. Los parques y plazas se insertarán entre los edificios y los canales de agua, con un rápido acceso a ellos. La idea es que se entiendan como los lugares de ocio para la ciudadanía. Un gran parque interurbano, el West Lake Park, recorrerá el sitio de norte a sur, por la parte oeste. Mediante diversos caminos, podrá recorrerse de extremo a extremo, ya sea caminando o en bicicleta. Un parque ecuestre se localizará en la punta sur, y las plantas de tratamiento de agua y reciclaje marcarán su final por el norte. Ecogranjas y ecoparques bordearan los centros y subcentros urbanos, separados por canales de agua, y se comunicarán con las demás áreas verdes y los edificios mediante puentes y caminos peatonales. En síntesis, Dongtan se diseñó para integrar a la naturaleza en la esencia misma de su urbanidad y paisajismo.


Fuentes:
Google earth

Texto:
Esther Vidal Bartoll

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada